Desmán ibérico

El desmán ibérico (Galemys pyrenaicus), tiene hábitos sumamente acuáticos, se alimenta solo de animales invertebrados bentónicos acuáticos, mayormente tricópteros.

El desmán ibérico habita en ríos montañosos y en arroyos, con aguas limpias y bien oxigenadas.

Al desmán ibérico lo caracteriza su trompa que puede detectar a sus presas, no tiene buena audición, ni tampoco buena visión.

Vive en el norte de España, las poblaciones del Sistema Central son las que se encuentran en situación crítica, en lo que esta catalogado como “En peligro de extinción”. En el Sistema Central, esta ubicado en el extremo más occidental, que es Cáceres, también en la cabecera del río Tormes, en Ávila. En las sierras de Guadarrama durante la década del 80 y en el 2001 no se pudo confirmar su presencia, como lo era antes.

Los factores amenazantes son la pérdida de su hábitat, que puede ser la contaminación de las aguas, barreras artificiales, detracciones de caudal, entre otros. También lo afectan las especies exóticas que se convierten en sus depredadores. El depredador que más afecta a esta especie es el visón americano que se expandió en la Sierra de Guadarrama durante la década del 80.

Enviar Comentario